Dejemos a los introvertidos tranquilos…

Noelia López-Cheda

Tenemos cierta tendencia a forzar conductas en los demás, y sobre todo en los niños, cuando no es en absoluto necesario.

“Es que mi hijo es muy callado y tiene que aprender a socializar”. 

No, no tiene por qué socializar. Aprender a relacionarse sí, pero respetando su propia naturaleza.

Surgió el otro día en una de las sesiones con profesores la dificultad que existía de gestionar un claustro de 40 personas con la mayoría de perfiles introvertidos.

“Es que les digo que comenten su opinión y ¡se callan!”. Evidente…y no es miedo, no.

Y lo mismo ocurre en cualquier empresa, la participación de los introvertidos en actividades que demandan extroversión, es cuanto menos, complicado. 

dejemos tranquilos a los introvertidos

Debemos aprender a relacionarnos con los demás de la manera más efectiva para cada uno y en función de dónde nos encontremos pero eso no pasa por forzar lo que de manera natural no nos nace

Ver la entrada original 359 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s